Colocasias

Las colocasias son plantas tropicales que pueden vivir tanto en interior como en exterior, así como en agua o en tierra encharcada siempre y cuando se tengan las condiciones adecuadas.





Estas son plantas herbáceas rizomatosas, es decir que tiene tallos subterráneos que crecen de forma horizontal emitiendo raíces y brotes de sus nudos. Las colocasias tienen hojas acorazonadas muy similares a las de las alocasias, lo que también les da el nombre común de orejas de elefante.


En su hábitat natural estas plantas crecen junto a los caudales, por lo que son especies que disfrutan bastante de la humedad y del agua. Sus rizomas pueden sobrevivir debajo de tierra en agua por lo mismo son consideradas semiacuáticas.



Cuidados


  • Sustrato: Estas plantas se recomienda que siempre tengan sustratos húmedos, con buen drenaje. Por lo general será necesario regarlas diario a menos que las tengas en una maceta con tierra sumergida en agua.

  • Luz: Toleran el sol directo, pero lo general será necesario iras acostumbrando poco a poco. Hay especies de colocasias como la Black Magic, Ilustris o Black Coral, que necesitarán mucha luz para poder tener sus característicos tonos oscuros. En interior tendrán que estar pegadas a una ventana donde les dé el sol para crecer medianamente bien y procurar usar lámparas de crecimiento en horas que no estén recibiendo mucha luz.

  • Temperaturas: Casi no suelen tener problemas con el calor si está en semisombra, pero suelen sufrir con las temperaturas bajas. En invierno incluso algunas de estas plantas hibernan para sobrevivir. Se puede llegar a almacenar el rizoma como los bulbos y mantenerlo en sustrato húmedo hasta la primavera.

  • Plagas y enfermedades: Por el tipo de hoja suelen ser blancos fáciles para la araña roja, por lo que se recomienda revisar sus hojas frecuentemente y usar métodos de prevención como aceite de neem con jabón potásico.